WHAT'S NEW?

Los genes de Paco: Introducción

Paco, el protagonista de esta historia, era un chavalín de 15 años con la firme idea de dedicarse a la ciencia. Había empezado a dar nociones de genética en el instituto y no cabía en sí de la emoción por lo que iba aprendiendo día a día.

Su hermana pequeña, Pepa, también apuntaba maneras. Había empezado a interesarse por todo lo relacionado con la naturaleza prácticamente en exclusiva. Su familia no sabía si sería zoóloga, bióloga, química o incluso ingeniera agrónoma, pero que iba a ser de ciencias estaba más claro que el agua.

Paco comentó a sus padres que le gustaba mucho la genética y ellos le animaron a que hiciera un listado de carreras e iniciara una búsqueda exhaustiva de cada una. Iba quedando menos para la importante decisión de elegir profesión y cuanto antes empezara, mejor.
Él ya conocía en qué consistía la mayoría, al menos de oídas, salvo la de biotecnología. Y, como casi todo el mundo cuando escucha esta palabreja por primera vez, pensó: "¿Y eso qué es?"

Buscó cuáles eran las asignaturas de que constaba y los títulos prometían, y además ¡se libraría de algunas asignaturas de la carrera de biología que no le hacían ninguna gracia! No obstante, eso no le aclaraba demasiado en qué podía consistir su trabajo después de acabar los estudios. 

No dejó de darle vueltas a la cabeza y se le ocurrió encontrar aquellos trabajos y ámbitos en un biotecnólogo tuviera utilidad. Pero, ¿por dónde podía empezar? ¡A sí! ¡una amiga de su madre era biotecnóloga! Eso sí, nunca se había preocupado de conocer su trabajo, así que no tenía ni papa de lo que hacía... Qué mejor momento para preguntar, ¿no?

¡Empieza la aventura biotecnológica!

0 comentarios:

Publicar un comentario